CONOCIENDO A TRAE YOUNG

En la Era de la comparación, la NBA y su entorno se exponen como una máquina de buscar sucesores. Lo hizo -y sigue haciendo- con Michael Jordan, de la misma forma que lo hace -y hará- con LeBron James y con tantos otros. Luego de nueve temporadas, dos MVP (uno unánime), dos campeonatos y una revolución a cuestas, llegó la hora de que las estrellas emergentes usen de espejo a Steph Curry. Y el Draft de 2018 cuenta con el jugador que se descubre como el clon perfecto del base de Golden State. Su nombre es Trae Young, defendió la camiseta de la Universidad de Oklahoma y su juego está al otro lado de los límites que borró Curry: el triple como arma fundamental, sin fronteras ni restricciones de distancia. La imaginación y no el físico al control de la escena.

Young tiene apenas diecinueve años, y las comparaciones con estrellas suelen provocar más daños que beneficios. Sus condiciones son novedosas, pero se describen por sí solas. Y, a pocos meses de su llegada a la mejor liga del mundo, es necesario conocer al detalle a uno de los nuevos exponentes de la evolución de este deporte.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: