DERRICK WHITE

La historia grande de San Antonio está marcada, entre otras cosas, por saber encontrar el talento oculto. Eso se tradujo en los comúnmente llamados “robos del Draft”, encabezados por leyendas como Manu Ginobili y Tony Parker. A esa lista hay que agregarle la última aparición, la de Derrick White, el muchacho que pasó desapercibido durante gran parte de su carrera y que llegó a los Spurs para quedarse.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: