04/04/18

La situación se ha tornado dramática en el Oeste. Quedan seis días para el cierre de la temporada regular y ya nadie puede asegurar nada. En el Este, la mesa está servida para uno de los Playoffs más competitivos de los últimos años.

ÁNGELES Y DEMONIOS


DZ_v95-U8AEjQRt

San Antonio saldrá con más dudas que certezas de su estadía en Los Angeles. Cayó ante los Clippers en el Staples Center y, unas horas y un cambio de logo después, volvió a morder el polvo en el mismo escenario, esta vez ante los Lakers. La derrota por 122-112 en tiempo suplementario deja a los Spurs empatados con Oklahoma en el quinto lugar y a medio juego de la séptima y octava posición de la Conferencia Oeste. En dos días recibirá a Portland en el AT&T Center, con la imperiosa necesidad de obtener una victoria para alejar los fantasmas de una posible no clasificación a los Playoffs.

Kyle Kuzma merece una mención aparte. El novato (¿realmente lo es?) elegido en el puesto 27 del pasado Draft por Los Angeles no es solamente el robo de aquella ceremonia. Desde que pisó la NBA, juega como si estar en la mejor liga del mundo fuera algo sencillo. Anoche se despachó con 30 puntos (cinco triples) y cinco rebotes. Un fiel heredero de la mentalidad ganadora que desarrolló Kobe Bryant durante sus veinte temporadas.


SOMOS LOS QUE ESTAMOS


raptors-celtics.gif

La Conferencia Este se prepara para afrontar la postemporada con sus ocho clasificados confirmados. Anoche, Philadelphia le ganó a Detroit por 115-108 y apagó esa vaga esperanza que hacía a los Pistons creer en un milagro. Junto a los de Ben Simmons y Joel Embiid, estarán Toronto, Boston, Cleveland, Indiana, Miami, Washington y Milwaukee, el último en asegurar su puesto.

Tras derrotar cómodamente a Boston por 96-78, apenas una victoria separa a los Raptors de terminar como líderes del Este por primera vez en su historia. La lucha estará en el fondo: entre el Heat -que venció a Atlanta por 115-86-, los Bucks y los Wizards se repartirán el sexto, séptimo y octavo puesto. La calma que precede a la tormenta.


EN LA CORNISA

NBA: New Orleans Pelicans at Dallas Mavericks

New Orleans vivirá los momentos restantes de la temporada regular en un constante nerviosismo. Anoche ante Dallas, los Pelicans sumaron el triunfo número 44 de su campaña al imponerse por 123-95. Y esa simple victoria es, por ahora, el diferencial que lo separa de aquellas franquicias que mirarán los Playoffs por televisión. Mañana enfrentará a Phoenix, el peor equipo del torneo. Pero la seguidilla final es la que siembra la incertidumbre: Golden State, Los Angeles Clippers y San Antonio. Mientras tanto, Denver espera ansioso un traspié suyo para quedarse con el octavo billete de postemporada. No hay margen de error.

 

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: