05/04/18

Esta temporada tiene los días contados. Y cada jornada puede definir el rumbo de las franquicias. Tanto aquellos que luchan por un lugar en los Playoffs como quienes ya piensan en el próximo Draft son presas de la única constante: el suspenso.

ELLOS O NOSOTROS


usa_today_10759374.0

Minnesota y Denver encararon esta campaña con un objetivo en común: alcanzar la postemporada luego de varios años de sequía. En el caso de los Timberwolves, la última aparición en Playoffs se remonta a 2004, mientras que los Nuggets ven la definición de la NBA por televisión desde 2013. Anoche, la liga puso frente a frente para disputarse el octavo puesto de la Conferencia Oeste. Los de Nikola Jokic se impusieron por 100-96 y lograron su triunfo número 44, la misma cantidad que registra Minnesota. A falta de tres partidos para el cierre de la temporada, volverán a enfrentarse en la última jornada. Un final hecho en Hollywood.


DOS FINALES DE PELÍCULA


En Ohio, Cleveland aprovechó la inconsistencia de Washington -ganaba por 16 puntos a falta de siete minutos para el cierre del partido- y se llevó la victoria por 119-115 en un juego que parecía perdido. El turco Cedi Osman fue clave: en lo que pretendía ser la posesión final de los Wizards, logró interceptar un pase de John Wall y borró las posibilidades de un tiro ganador.

El duelo entre Houston y Portland no definió nada. Ambos mantienen sus posiciones en el Oeste (primero y tercero, respectivamente) y miran desde arriba como los demás equipos de la Conferencia se pisan la cabeza. Pero su competitividad hizo que el partido se definiera en los segundos finales. Y allí fue Chris Paul quien tuvo la última palabra: encestó el doble que le dio a los Rockets el triunfo por 96-94.


 

¿QUIÉN LO HUBIERA IMAGINADO?


Si en el inicio de la temporada alguien aseguraba que Indiana y Utah ocuparían puestos de Playoffs, más de uno lo hubiese tratado de loco. Es que ambos perdieron a sus líderes y la posterior adaptación a vivir sin ellos hacía pensar que se avecinaban tiempos difíciles. Pero nadie tenía en mente que los Pacers descubrirían en Victor Oladipo a un verdadero jugador franquicia, ni que el Jazz encontraría en la decimotercera elección del Draft a una gema como Donovan Mitchell. Ayer, Indiana le propinó una paliza a Golden State al ganarle por 126-100 y Utah hizo lo propio en la victoria por 117-95 ante Los Angeles Clippers. Con tres partidos por jugar, aquellos a los que muchos daban por muertos ocupan el quinto y el cuarto puesto de sus respectivas Conferencias. ¿Quién lo hubiera imaginado?

 

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: