ROOKIE O NO ROOKIE, ESA ES LA CUESTIÓN

El pasado Draft de la NBA ha regalado una camada de novatos estupenda: Jayson Tatum, Lonzo Ball, Kyle Kuzma, Dennis Smith Jr, Lauri Markkanen, Donovan Mitchell y la lista puede seguir. Este último, la nueva joya de Utah, se erige como uno de los mejores de la temporada. Ha roto récords de todo tipo y, luego de que muchos lo dieran por muerto tras la partida de Gordon Hayward a Boston, su equipo jugará los Playoffs. Sin embargo, el Draft de 2016 tenía guardado a un joven que, por lesión, no pudo hacer su debut hasta esta campaña: Ben Simmons, la primera elección de esa ceremonia, es otro de los novatos estrella. El australiano esperó el momento y no lo desaprovechó. Su impacto en el juego de Philadephia es una de las causas del gran presente de la franquicia, que mantiene una racha de quince victorias en fila y clasificó a la postemporada tras seis años de inasistencia. Todo ese prólogo de datos termina en el debate del momento: ¿Quién será el Rookie del Año?

Tanto Mitchell como Simmons tienen argumentos como para inclinar la balanza hacia su lado. Y ninguno de los dos duda en elegirse como merecedor del premio. La mesa está servida. Mientras tanto, ellos siguen echándole leña al fuego…

 

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: