NACER ADULTO

Que la NBA no deje de sorprendernos hace que estemos acostumbrados a esperar cualquier cosa. Sin embargo, hay historias que, por mucho que lo intentemos, nos dejan sin respuestas. Están ahí para ser contadas. Y van más allá de cualquier cosa que pase dentro de una cancha de básquet. Kris Dunn, el base de Chicago Bulls, es el protagonista de una de las crónicas más impactantes de los últimos tiempos.

Soñando despierto: la historia de Pascal Siakam

La NBA está llena de historias increíbles, de esas realidades que suelen superar a la ficción. Tal vez, la más interesante de los últimos tiempos detalla el viaje de un hombre desde Camerún hasta Toronto: Pascal Siakam, el africano que pudo ser cura y que, finalmente, cumplió su sueño y el de su padre.

 

EL HOMBRE DE LA BARBA

Es hijo de una madre soltera porque su padre vivió más tiempo en la cárcel que en su casa. En sus inicios era asmático y apenas podía jugar, pero se desarrolló hasta el punto de ser conocido como «el nuevo Manu Ginobili» por su estilo. Pasaron los años, trabajó duro y hoy es uno de los jugadores más letales de la NBA. ¿Quién es James Harden? Te lo contamos al mejor estilo CROSSOVER.

CORAZÓN ABIERTO

Jeff Green se consideraba un jugador sano en la élite del deporte mundial. Un día, le comunicaron que debía realizarse una operación a corazón abierto y que no había certezas sobre su vuelta a las canchas. De pronto, se encontró inmerso en el peor momento de su vida. Te lo contamos.

LA ANTI-ESTRELLA

El concepto de superestrella deportiva está estrechamente relacionado con lo mediático y con el show. Sin embargo, existen casos en los que un personaje rompe con ese molde. Por eso, y a pesar de que su forma de ser contrasta con esas cualidades, no podemos negar que Kawhi Leonard es una superestrella de la NBA. Kawhi no suele hablar mucho, pero su juego sí que lo hace. Y eso ha ocurrido durante toda su carrera. Pero, ¿por qué Leonard es tan introvertido? ¿De dónde sacó su brutal ética de trabajo? ¿Cuál es la historia detrás del que es, para muchos, el jugador más completo de la liga? En CROSSOVER te lo contamos.

THE BROW

Anthony Davis ha sido el hombre de este mercado de traspasos y también lo será en el próximo, cuando finalmente New Orleans decida cuál es la mejor oferta que las franquicias ponen sobre la mesa. Pero, ¿qué sabemos sobre la estrella de los Pelicans? ¿Cuál es la historia detrás del jugador al que todos quieren en su equipo? En CROSSOVER, te contamos el pasado de La Ceja.

LA HISTORIA DETRÁS DE LA LEYENDA

Michael Jordan es, quizás, el deportista más reconocido de todos los tiempos. Su impacto, tanto en el juego como en los negocios, ha sido tan grande que muy pocos dudan al escuchar su nombre. Pero, mucho antes de los campeonatos y la fama, Jordan era Mike, un niño que soñaba con ser lo que luego fue.

¿Querés más vídeos como este? ¡Suscribite a nuestro canal de YouTube!

LA INGENIERÍA PERFECTA

El equipo de los tres campeonatos en cuatro años, de las 73 victorias, de la revolución del juego, del dominio absoluto. Golden State Warriors es la nueva dinastía de la NBA y cuenta con uno de los mejores planteles de la historia. Sin embargo, su génesis es muy distinta a la de otros equipos que marcaron una época. Hoy, en CROSSOVER: la ingeniería perfecta.

 

¿Querés más vídeos como este? ¡Suscribite a nuestro canal de YouTube! Hacé click acá.

EL HOMBRE ACERO

Marcus Smart es uno de los jugadores más dinámicos de la NBA. Su juego, tan voluntarioso y necesario, lo han descubierto como una pieza vital en el funcionamiento de los Boston Celtics de Brad Stevens. Sin embargo, hubo un tiempo en el que toda esa energía estaba destinada en la dirección contraria, y Smart era conocido como un joven problemático. Muchos conflictos familiares y poco tiempo para pensar en el básquet. Peleas callejeras, problemas de conducta y el odio como una constante en su vida. Todo cambió una tarde en la que la muerte casi lo atrapa antes de tiempo. Esta es la historia del Hombre Acero.

LA DECISIÓN 2.0

La temporada de LeBron James ha terminado. En ella, ha demostrado que todavía es capaz de dominar la NBA. Sin embargo, las pruebas evidencian que ese dominio individual no es suficiente como para alcanzar otro título. Golden State es demasiado, incluso para el mejor jugador del mundo.

Casi ocho años después de aquella decisión de irse de Cleveland para alcanzar la gloria en Miami, LeBron deberá definir qué hará con su futuro. Y, a esta altura, los posibles destinos se cuentan con los dedos de una mano.

EL RENACER DE LIVINGSTON

Shaun Livingston es, en la actualidad, una pieza fundamental en el funcionamiento de la nueva dinastía que domina la NBA: Golden State Warriors. Sin embargo, once años atrás, todo esto no tenía lugar ni en los sueños del base. Por ese entonces, Livingston no pensaba en ganar títulos, sino en poder caminar. Para dejar atrás aquellos días en los que una trágica lesión casi acaba con su carrera y disfrutar estos, gloriosos y en la cima de sus anhelos, emprendió un largo y duro viaje en el que se consagró como un verdadero guerrero de la vida. Y, al renacer de las cenizas como el ave Fénix, demostró que, a veces, la realidad supera a la ficción.

EL SUEÑO FRUSTRADO DE LA GRAN MANZANA

Todos los éxitos de Michael Jordan en la NBA han sido logrados con la camiseta de Chicago Bulls. Y, aunque la historia demuestre que el 23 eligió terminar su carrera vestido con los colores de Washington Wizards, esas temporadas en la capital no se asemejan al dominio ejercido en la Ciudad del Viento. Ahora, ¿qué hubiera sucedido si Jordan, en sus mejores años, hubiera decidido cambiar de uniforme? Y no a cualquiera. Al de la franquicia más mediática de todas: los New York Knicks. Increíblemente, esto podría haber ocurrido en 1996. Conocé la historia detrás del llamado que podría haber cambiado para siempre a la NBA.

LA LEYENDA DE LOS DOS LOBOS

Durante la época de Michael Jordan y los Chicago Bulls, de John Stockton, Karl Malone y Utah Jazz, de Hakeem Olajuwon y Houston, una estrella y un joven con futuro de leyenda se encontraron en el mismo equipo. Tardaron poco en darse cuenta de que los dos deseaban ganar con la misma fuerza. El tiempo los vio dominar el mundo del básquet, alzar juntos tres títulos de forma consecutiva y apocar al resto de los equipos. También los vio confrontar, discutir y alimentar sus egos, ya sea como compañeros o rivales. Los vio ganar solos. Los vio envidiarse. Los reencontró y los llevó de nuevo a esos tiempos, en los que decir Shaquille O’Neal y Kobe Bryant sonaba a excelencia. Esta es la historia de una de las parejas más exitosas y enigmáticas del deporte. La leyenda de los dos lobos.

ENTRE LAS ESPINAS

“Te diré algo que ya sabes. En el mundo no todo es color de rosa, es un lugar mezquino y feo y por más fuerte que seas, la vida te pondrá de rodillas y no te dejará  levantar si es que la dejas. Ni tú, ni yo, ni nadie golpea tan fuerte como la vida. Pero lo importante no son los golpes que das, si no lo que eres capaz de soportar sin bajar los brazos. Cuánto eres capaz de resistir sin tirar la toalla. Así es como se gana. Si sabes cuanto vales, exige lo que te mereces. Aguanta los golpes y no comiences a señalar ni a él, ni a ella ni a nadie porque no estas donde quieres estar. Los cobardes hacen eso y tú no eres un cobarde, tu eres mejor que eso.” Sylvester Stallone, personificado en un avejentado Rocky Balboa, dispara esas palabras contra su hijo en la sexta película de la saga del boxeador de Philadelphia.

No hay indicios de que Derrick Rose sea un fanático de Stallone, o incluso de que haya visto el film. Sin embargo, el base nacido en Englewood es la representación perfecta de esa cita. Su carrera, destinada a convertirse en una de las más grandiosas de la NBA, chocó de frente contra un muro de lesiones. Rose pasó de ser la figura de la liga a transformarse en un estorbo para cualquier franquicia. Y, aunque en muchas ocasiones la prensa habló de un posible retiro, ningún obstáculo ha podido frenar al MVP más joven de la historia.

Tal vez jamás vuelva a ser el de antes, pero su camino reivindica la idea de que no importa cuántas veces te caigas, sino cuántas sos capaz de levantarte y volver a intentarlo.

LA NOCHE MÁS OSCURA

En el deporte y en casi todo, hay quienes nacen para triunfar. Eligen un camino y las cosas se resuelven como si estuvieran escritas. En realidad, son el talento y la voluntad los que actúan como facilitadores. El protagonista de esta historia reunía cada una de esas condiciones. Había nacido con un don para el básquet, y todos en su entorno sabían que su destino era la NBA. Apasionado por el juego, él acompañaba sus atributos con una disposición ejemplar. Pero hay veces en las que la vida cambia el rumbo de sus planes de manera repentina. Y, casi sin que nadie se dé cuenta, es capaz de apagar de un golpe hasta a la estrella más brillante.

Esta es la historia de Len Bias, una de las más trágicas de este deporte.

DE LLENO AL VACÍO

Estadísticas abultadas, contratos estratosféricos y miles de millones de dólares girando alrededor de treinta franquicias y sus jugadores. En la actualidad, esos son los excesos que rodean al mundo básquet estadounidense. Pero, cuarenta años atrás, escándalos relacionados con las drogas, el juego, las peleas y el racismo llevaron a la ruina a la ABA, la liga madre del show moderno.

Existió un hombre que resume esa época mejor que nadie. Uno de los talentos más desperdiciados en el deporte. Su vida, como su apodo, no son otra cosa que malas noticias. Marvin Barnes, el protagonista de la segunda edición de Historias de Básquet.

Los extractos de entrevista a Marvin Barnes pertenecen al documental de ESPN «Free Spirits»

EL VENENO DE LA MAMBA NEGRA

La mentalidad ganadora de Kobe Bryant ha sido un caso emblemático en la historia del deporte. Y, si bien llegó a la NBA con ella, fue un joven excéntrico y con un básquet de calle el que lo hizo llevar su competitividad al extremo: Allen Iverson, el verdadero veneno de la Mamba Negra.