MARIHUANA Y NBA

En la mejor liga de básquet del mundo, el consumo de marihuana está prohibido desde 1999. Las sanciones por su uso van desde la asistencia a programas de tratamiento hasta 25 mil dólares de multa o cinco partidos de suspensión. Esta regla encuentra su causa en la erradicación de los problemas vividos en la época más crítica de la competencia, años en los que las drogas entraron con fuerza en la vida de muchas estrellas y afectaron la imagen del producto que es la NBA.

Sin embargo, personajes cruciales de aquellas décadas, como el comisionado David Stern, se han declarado a favor de la eliminación del cannabis de la lista de sustancias prohibidas. El grito más fuerte es el de los jugadores que la consumieron durante toda su carrera y quieren demostrar sus beneficios en el cuerpo de cualquier deportista. Pero no sólo eso: también buscan desmitificar la idea de que la cantidad de fumadores en la liga es mínima.

En medio del debate, la plataforma de noticias estadounidense Bleacher Report lanzó una serie de entrevistas en las que exjugadores de la NBA y de la NFL cuentan sus experiencias con esta droga, hablan sobre la importancia de su legalización en las competencias deportivas y ponen en cuestión los estereotipos creados alrededor del tema.

La entrevista completa, acá.

16/04/18

La jornada de ayer nos regaló dos partidos de Playoffs. Dos nuevas historias para contar.


EL TALENTO NO ENVEJECE


Heat 76ers Basketball (1).JPG

Toda historia debe tener algún que otro conflicto. De otra manera, no se explica que Dwyane Wade haya dejado Miami para vagar por otras franquicias. El Heat es su casa. No ha existido otro jugador que defienda mejor esos colores. No importa el rival, el escenario ni la fecha, él siempre va a dar un poco más que el resto. Lo demostró ayer, en el triunfo de su equipo ante Philadelphia por 113-103. Wade anotó 28 puntos, bajó siete rebotes y repartió tres asistencias, pero su impacto no se puede explicar sólo con estadísticas. Como el gran veterano que es, manejó los tiempos del partido en todo momento. Sacó a Miami del apuro que suponía la remontada del local y sentenció el partido con la soltura de quien sabe ganar. Ahora, los 76ers deberán ir a Florida a recuperar la ventaja en la serie, que parece tener destino de séptimo juego.


DÍAS GRISES


b84dfef5046086e20ba0c2cdef6a24b7.jpg

La serie entre Golden State y San Antonio parece tener un final inevitable. Es tal la diferencia que existe entre el vigente campeón y los Spurs, que cualquier intento de rebeldía es apagado por la actuación de alguna estrella. Anoche, los Warriors se impusieron por 116-101 y estiraron su ventaja a dos partidos. Tal vez, que la eliminatoria se mude al AT&T Center por los próximos dos partidos ayude a los dirigidos por Gregg Popovich a equilibrar las cosas. Pero, por el momento, lo hechos no dan indicios de que el presente de la franquicia alcance para mantenerse con vida en los Playoffs. Mientras tanto, Kawhi Leonard sigue inmerso en una novela mediática que sólo puede acabar mal. No son buenos días para San Antonio.


 

15/04/18

Segunda jornada de los Playoffs. Cuatro partidos, mucha adrenalina y, como siempre, varias historias para contar.

RESILIENCIA


5ad3bc53aa3d0.image.jpg

Esa es la palabra que mejor define a Boston. El equipo dirigido por Brad Stevens tuvo que sobreponerse a muchas pérdidas durante la temporada regular, y los Playoffs no van a ser la excepción. Pero la conexión existente entre el entrenador y los jugadores es tal que parecen ser capaces de suplir cualquier ausencia. Ayer, cada uno hizo su aporte para elaborar una trabajosa victoria ante Milwaukee por 113-107 en el suplementario. Tres jugadores de los Celtics alcanzaron los 20 puntos: Al Horford (24), Terry Rozier (23), Marcus Morris (21) y Jaylen Brown (20). Esa fortaleza que caracteriza a este plantel hace que todos se sientan imprescindibles. Y, ciertamente, así lo es. Las lesiones han transformado a Boston en un conjunto sin estrellas rutilantes, que depende de todos sus integrantes. El genio de Stevens es el pegamento perfecto. Todos conocen su rol a la perfección y eso, en estas instancias, es invaluable.

Esta camada de novatos puso fuertemente en cuestión la utilización de ese término. No por las trifulcas mediáticas entre Donovan Mitchell y Ben Simmons, sino porque a ninguno de ellos parece temblarle el pulso a la hora de los grandes desafíos. Jayson Tatum lo demostró anoche, una vez más: 19 puntos, 10 rebotes, cuatro asistencias e intervenciones claves en los momentos más delicados del partido. Ni siquiera se puede hablar de futuro. Estos chicos ya son una realidad concreta y amenazante.


EL PRIMER CACHETAZO


Da2ynytX4AIix-q.jpg

Indiana no sólo le ganó a Cleveland por 98-80 en el primer partido de la serie. También le dio una clase de cómo jugar al básquet. En el equipo visitante todos hicieron su trabajo a la perfección, mientras que los Cavaliers se ahogaron en un mar de dudas. Ni siquiera LeBron James, quien alcanzó un nuevo triple-doble en Playoffs (20), pudo cargar con sus compañeros para ponerlos en partido. Y la estrella de la cancha no fue él, sino el cada vez mejor jugador Victor Oladipo. Desde que llegó a la franquicia, el ex Oklahoma y Orlando ha hecho olvidar a Paul George por completo. Su crecimiento es progresivo, al punto de que todo lo que hace mejora a su equipo. Anoche, completó la planilla con 32 puntos, seis rebotes, cuatro asistencias y cuatro robos. Indiana es claro. Sabe lo que tiene que hacer. Cleveland deberá encontrar el rumbo o volverá a casa antes de lo esperado. Aunque siempre es necesario aclararlo: tienen al mejor. Y, con él, todo es más fácil.


TRES SON SOLUCIÓN


image_content_9842146_20180415232304.jpg

El principal argumento que tiene Oklahoma para dar pelea en los Playoffs es su Big Three. Anoche, en la victoria por 116-108 frente a Utah, dieron una muestra de lo que son capaces de hacer: entre los tres, anotaron 80 puntos, repartieron diez asistencias y bajaron 27 rebotes. Paul George, responsable de 36 de esos 80 tantos, fue la gran estrella de la noche. Demasiado talento junto como para dudar de este equipo.

Pese a la derrota de los Jazz, la actuación de Donovan Mitchell fue la confirmación de que el novato está hecho para triunfar en la NBA. La estrategia del Thunder consistió en evitar que él se luciera en ofensiva. Aun así, se las ingenió para anotó 27 puntos y sumó diez rebotes. Vale oro.


OTRA NOCHE EN LA OFICINA


Da38V-_XkAA6Klq.jpg

Que James Harden aniquile a sus rivales se ha vuelto una costumbre. Y parece el máximo candidato al MVP la ha llevado hasta los Playoffs. Anoche, en el triunfo de Houston por 104-101 ante Minnesota, resultó prácticamente imparable. Harden anotó 44 puntos y repartió ocho asistencias, por lo que estuvo involucrado directamente en más de la mitad de los puntos de su equipo.

Los Timberwolves demostraron rebeldía y mantuvieron el suspenso en el partido hasta el final. La presencia de Jimmy Butler, un verdadero líder, los hace competitivos en cualquier circunstancia. Depende de ellos que esta serie no sea un simple trámite para los Rockets.

14/04/18

Llegaron los Playoffs, el mejor momento del año en la NBA. Cuatro partidos se disputaron en la primera jornada. Conocé sus historias.

DIFERENCIAS CLARAS


DaxfB0DXUAAeMrC.jpg

La lógica se impuso en el partido inaugural de esta postemporada. Por la primera ronda de la Conferencia Oeste, Golden State le ganó fácilmente a San Antonio por 113-92. Más allá de sus posiciones en la grilla (segundo y séptimo, respectivamente), la diferencia entre el equipo local y los de Gregg Popovich es muy grande, y quedó demostrado ayer. La ausencia de Kawhi Leonard, el bajo rendimiento de figuras como Pau Gasol, Patty Mills y Danny Green y los años en la espalda de Tony Parker son problemas difíciles de solucionar, incluso con la presencia de un All-Star como LaMarcus Aldridge. Cierto es que las apariciones de Manu Ginobili siempre le inyectan competitividad al quinteto en cancha, pero un candidato no puede depender exclusivamente de su jugador más veterano.

Golden State no contará con Steph Curry durante toda la serie. Y, en cierto punto, los malos resultados en el cierre de la temporada regular podían darles ciertas esperanzas a las demás franquicias que intentarán quitarles el trono. Pero los Warriors tienen a un MVP como Kevin Durant (24 puntos, siete rebotes y ocho asistencias), a un anotador serial como Klay Thompson (27 puntos, 11 de 13 tiros de campo) y siguen siendo los campeones defensores y uno de los más grandes equipos en la historia de la NBA. Los Spurs, en cambio, están muy lejos de aquel nivel que los hizo temibles. Demasiada diferencia a favor de la lógica.


 

EL NORTE, EN ORDEN


Dax3ljuUwAAOu9x (1)

Gran parte de las críticas hacia Toronto responden a que, según los que las hacen, nunca pueden plasmar en los Playoffs todo lo bueno que muestran en la temporada regular. Particularmente, ese cuestionamiento se centra en sus dos All-Star: Kyle Lowry y DeMar DeRozan. Hay un problema con eso. Primero, la dupla que conforma el base y el escolta es una de las mejores de la NBA hace varias campañas y, pese a quien le pese, han liderado a la franquicia hacia sus primeras Finales de Conferencia, en 2016. Y segundo -pero no menos importante-, los Raptors son un equipo, en toda la amplitud del concepto. Es por eso que sus rivales no deben preocuparse sólo por Lowry y DeRozan. Lo entendió ayer Washington, cuando sufrió los 23 puntos y doce rebotes de Serge Ibaka y se fue derrotado del Air-Canada Center por 114-106.


CON LA JUVENTUD AL MANDO

DayopHdUwAAeEO2.jpg

Miami se fue al descanso del primer juego de la serie frente a Philadelphia con una ventaja de cuatro puntos. ¿Qué pasó para que, al finalizar el partido, los 76ers festejaran su decimoséptima victoria consecutiva? Sencillamente, una segunda mitad digna de un equipo preparado para los Playoffs: anotaron diez de sus dieciocho triples y ganaron los dos cuartos por quince o más puntos. El resultado final fue 130-103, pero la sensación de superioridad de un conjunto sobre otro en el tramo decisivo del encuentro fue incluso mayor a lo que dicen esos números.

¿Qué decir de Ben Simmons? Aun al cometer varios errores en el manejo de la pelota (tuvo cinco pérdidas de balón) y registrar un bajo porcentaje de acierto en los tiros, fue el jugador más dominante del partido. Al australiano se le hace fácil merodear las triples decenas. Anoche, se quedó a un rebote de hacer algo que sólo logró Magic Johnson en 1980: conseguir un triple-doble como novato en el debut de postemporada. Simmons finalizó el juego con 17 puntos, 14 asistencias y nueve rebotes. La NBA va a ser suya.


EL PRIMER ROBO


Day-jFvWkAAH2lq.jpg

New Orleans se convirtió en el primer visitante que gana en estos Playoffs. Fue en la casa de Portland y lo hizo por 97-95, en un partido que podría haber cerrado mucho antes. Es que los Pelicans alcanzaron una ventaja de 19 puntos durante el tercer cuarto, pero no fueron capaces de mantenerla y el local se acercó peligrosamente, pese a los bajos rendimientos de Dame Lillard (18 puntos, 26% de acierto en tiros de campo) y CJ McCollum (19 puntos, 7 de 18 tiros acertados). Sin embargo, cuando la épica parecía posible, los Blazers no pudieron torcer el destino del partido en ninguna de las últimas posesiones. Gran triunfo para el sexto clasificado del Oeste.

Lo de Anthony Davis merece un párrafo aparte. El pívot de 25 años jugó anoche el quinto partido de postemporada en su trayectoria. En ninguno de ellos ha bajado de 25 puntos, pero ante Portland pasó por mucho ese promedio: 34 unidades, a las que se le suman 14 rebotes y cuatro tapones. Con estos números, se transformó en el cuarto jugador con más puntos en los primeros cinco juegos de Playoffs de su carrera (161), sólo superado por Michael Jordan, Kareem Abdul-Jabbar y LeBron James.

Que, durante sus cinco campañas previas en la NBA, Davis haya pisado esta instancia apenas una vez fue un desperdicio de talento. Ya era hora de que la gerencia de New Orleans armara un equipo acorde al nivel de su estrella.


 

ROOKIE O NO ROOKIE, ESA ES LA CUESTIÓN

El pasado Draft de la NBA ha regalado una camada de novatos estupenda: Jayson Tatum, Lonzo Ball, Kyle Kuzma, Dennis Smith Jr, Lauri Markkanen, Donovan Mitchell y la lista puede seguir. Este último, la nueva joya de Utah, se erige como uno de los mejores de la temporada. Ha roto récords de todo tipo y, luego de que muchos lo dieran por muerto tras la partida de Gordon Hayward a Boston, su equipo jugará los Playoffs. Sin embargo, el Draft de 2016 tenía guardado a un joven que, por lesión, no pudo hacer su debut hasta esta campaña: Ben Simmons, la primera elección de esa ceremonia, es otro de los novatos estrella. El australiano esperó el momento y no lo desaprovechó. Su impacto en el juego de Philadephia es una de las causas del gran presente de la franquicia, que mantiene una racha de quince victorias en fila y clasificó a la postemporada tras seis años de inasistencia. Todo ese prólogo de datos termina en el debate del momento: ¿Quién será el Rookie del Año?

Tanto Mitchell como Simmons tienen argumentos como para inclinar la balanza hacia su lado. Y ninguno de los dos duda en elegirse como merecedor del premio. La mesa está servida. Mientras tanto, ellos siguen echándole leña al fuego…

 

«EL TRABAJO DE MANU ES SER MARAVILLOSO CADA NOCHE»

Todavía estaba fresca su brillante actuación ante Portland cuando Manu Ginobili volvió a demostrar por qué es uno de los mejores deportistas de la historia argentina: anoche, en el juego frente a Sacramento, anotó nuevamente 17 puntos y fue el factor clave de la victoria de San Antonio por 98-85 que le dio la clasificación a los Playoffs por vigésimo primera vez consecutiva.  Y Gregg Popovich, como suele suceder, elogió al escolta de 40 años en la rueda de prensa post-partido.

«ÉL ES UN HALL OF FAMER»

La actuación de Manu Ginobili en la victoria de San Antonio por 116-105 ante Portland ha sido otro de sus tantos golpes a la cara del tiempo. El argentino anotó 17 puntos sin fallos en sus tiros de campo (7/7) y, además, bajó tres rebotes y dio una asistencia. Pero desde hace tiempo que Ginobili está al margen de cualquier estadística. Su impacto en el partido se puede resumir en un momento transcurrido durante el último cuarto: con los Blazers acercándose en el marcador, él encestó un triple. Luego, capturó un rebote en su aro, condujo la transición ofensiva y volvió a marcar desde la linea de tres puntos. Finalmente, robó el balón en la siguiente posesión rival y culminó la jugada con una bandeja. Todo en un minuto.

Es tal la admiración que Manu genera en sus compañeros que todos ellos coinciden en que su carrera tiene un único destino: eternizada en el Salón de la Fama, junto a los más grandes en la historia de este deporte.

UNA DE ESAS NOCHES

LeBron James ha sido el jugador más dominante de la NBA durante más de una década. Y, en su decimoquinta temporada, ha demostrado que aún sigue siéndolo. Pero todos (y principalmente los mejores) deben encontrar a alguien para, en un futuro cercano o lejano, pasarle el testigo. Lo han hecho Magic Johnson y Larry Bird con Michael Jordan. Lo tuvo que hacer el propio Jordan con Kobe Bryant. El fin es descubrir a un genuino heredero de ese dominio del juego. Y desde anoche, LeBron sabe que su elección fue tan certera como todo lo que hace en una cancha: Ben Simmons será el próximo rey de la NBA.

Cleveland y Philadelphia se disputarán el tercer puesto de la Conferencia Este hasta el final de la temporada regular. Hoy parece lógico, pero dos años atrás hubiese sido imposible de imaginar. Las apariciones de Joel Embiid y de Simmons han transformado a los 76ers en una potencia. Y ayer, sin el camerunés y frente al idolo de toda su vida, el australiano exhibió argumentos de sobra para justificar el famoso proceso. Es que el 25 fue capaz de dominar el juego con una facilidad pocas veces vista. Todas sus intervenciones fueron fundamentales. Que haya registrado el triple-doble numero doce de su carrera es una muestra de esa omnipotencia.

Pero del otro lado estaba LeBron. Y nada es fácil de conseguir cuando él se interpone en el camino. El cuatro veces MVP sumó otro triple-doble en el intento de consumar una remontada épica. Los Cavaliers acortaron la ventaja -que llegó a ser de 23 puntos- y dieron pelea hasta los segundos finales, pero tanto el triunfo por 132-130 como la tercera posición del Este se quedaron en Philadelphia.

Al final del partido, ambos se fundieron en un abrazo fraternal. Cierta vez, LeBron le dijo a Simmons que tendría la chance de ser incluso mejor que él. Apresurarse de esa forma tal vez confunda el mensaje: los separan muchos años de experiencia, tres campeonatos y casi 30,000 puntos. Pero hay momentos que no se explican con estadísticas o trofeos. Y la de ayer fue una de esas noches en las que las leyendas del presente reconocen a los dueños del mañana.

05/04/18

Esta temporada tiene los días contados. Y cada jornada puede definir el rumbo de las franquicias. Tanto aquellos que luchan por un lugar en los Playoffs como quienes ya piensan en el próximo Draft son presas de la única constante: el suspenso.

ELLOS O NOSOTROS


usa_today_10759374.0

Minnesota y Denver encararon esta campaña con un objetivo en común: alcanzar la postemporada luego de varios años de sequía. En el caso de los Timberwolves, la última aparición en Playoffs se remonta a 2004, mientras que los Nuggets ven la definición de la NBA por televisión desde 2013. Anoche, la liga puso frente a frente para disputarse el octavo puesto de la Conferencia Oeste. Los de Nikola Jokic se impusieron por 100-96 y lograron su triunfo número 44, la misma cantidad que registra Minnesota. A falta de tres partidos para el cierre de la temporada, volverán a enfrentarse en la última jornada. Un final hecho en Hollywood.


DOS FINALES DE PELÍCULA


En Ohio, Cleveland aprovechó la inconsistencia de Washington -ganaba por 16 puntos a falta de siete minutos para el cierre del partido- y se llevó la victoria por 119-115 en un juego que parecía perdido. El turco Cedi Osman fue clave: en lo que pretendía ser la posesión final de los Wizards, logró interceptar un pase de John Wall y borró las posibilidades de un tiro ganador.

El duelo entre Houston y Portland no definió nada. Ambos mantienen sus posiciones en el Oeste (primero y tercero, respectivamente) y miran desde arriba como los demás equipos de la Conferencia se pisan la cabeza. Pero su competitividad hizo que el partido se definiera en los segundos finales. Y allí fue Chris Paul quien tuvo la última palabra: encestó el doble que le dio a los Rockets el triunfo por 96-94.


 

¿QUIÉN LO HUBIERA IMAGINADO?


Si en el inicio de la temporada alguien aseguraba que Indiana y Utah ocuparían puestos de Playoffs, más de uno lo hubiese tratado de loco. Es que ambos perdieron a sus líderes y la posterior adaptación a vivir sin ellos hacía pensar que se avecinaban tiempos difíciles. Pero nadie tenía en mente que los Pacers descubrirían en Victor Oladipo a un verdadero jugador franquicia, ni que el Jazz encontraría en la decimotercera elección del Draft a una gema como Donovan Mitchell. Ayer, Indiana le propinó una paliza a Golden State al ganarle por 126-100 y Utah hizo lo propio en la victoria por 117-95 ante Los Angeles Clippers. Con tres partidos por jugar, aquellos a los que muchos daban por muertos ocupan el quinto y el cuarto puesto de sus respectivas Conferencias. ¿Quién lo hubiera imaginado?

 

04/04/18

La situación se ha tornado dramática en el Oeste. Quedan seis días para el cierre de la temporada regular y ya nadie puede asegurar nada. En el Este, la mesa está servida para uno de los Playoffs más competitivos de los últimos años.

ÁNGELES Y DEMONIOS


DZ_v95-U8AEjQRt

San Antonio saldrá con más dudas que certezas de su estadía en Los Angeles. Cayó ante los Clippers en el Staples Center y, unas horas y un cambio de logo después, volvió a morder el polvo en el mismo escenario, esta vez ante los Lakers. La derrota por 122-112 en tiempo suplementario deja a los Spurs empatados con Oklahoma en el quinto lugar y a medio juego de la séptima y octava posición de la Conferencia Oeste. En dos días recibirá a Portland en el AT&T Center, con la imperiosa necesidad de obtener una victoria para alejar los fantasmas de una posible no clasificación a los Playoffs.

Kyle Kuzma merece una mención aparte. El novato (¿realmente lo es?) elegido en el puesto 27 del pasado Draft por Los Angeles no es solamente el robo de aquella ceremonia. Desde que pisó la NBA, juega como si estar en la mejor liga del mundo fuera algo sencillo. Anoche se despachó con 30 puntos (cinco triples) y cinco rebotes. Un fiel heredero de la mentalidad ganadora que desarrolló Kobe Bryant durante sus veinte temporadas.


SOMOS LOS QUE ESTAMOS


raptors-celtics.gif

La Conferencia Este se prepara para afrontar la postemporada con sus ocho clasificados confirmados. Anoche, Philadelphia le ganó a Detroit por 115-108 y apagó esa vaga esperanza que hacía a los Pistons creer en un milagro. Junto a los de Ben Simmons y Joel Embiid, estarán Toronto, Boston, Cleveland, Indiana, Miami, Washington y Milwaukee, el último en asegurar su puesto.

Tras derrotar cómodamente a Boston por 96-78, apenas una victoria separa a los Raptors de terminar como líderes del Este por primera vez en su historia. La lucha estará en el fondo: entre el Heat -que venció a Atlanta por 115-86-, los Bucks y los Wizards se repartirán el sexto, séptimo y octavo puesto. La calma que precede a la tormenta.


EN LA CORNISA

NBA: New Orleans Pelicans at Dallas Mavericks

New Orleans vivirá los momentos restantes de la temporada regular en un constante nerviosismo. Anoche ante Dallas, los Pelicans sumaron el triunfo número 44 de su campaña al imponerse por 123-95. Y esa simple victoria es, por ahora, el diferencial que lo separa de aquellas franquicias que mirarán los Playoffs por televisión. Mañana enfrentará a Phoenix, el peor equipo del torneo. Pero la seguidilla final es la que siembra la incertidumbre: Golden State, Los Angeles Clippers y San Antonio. Mientras tanto, Denver espera ansioso un traspié suyo para quedarse con el octavo billete de postemporada. No hay margen de error.

 

03/04/18

Esta temporada de la NBA homenajea a Eduardo Galeano en cada una de sus jornadas finales: la clasificación a los Playoffs está patas arriba. A falta de una semana para el cierre de la campaña, son pocos los equipos que se han asegurado una posición fija en la postemporada. Y los partidos de ayer no son más que otro ejemplo.

UTAH, EL GRAN GANADOR


rubio-mitchell-nba_2018-04-04_12-07-26

«Si no me amaste aquí, no me mereces así», publicó el Twitter oficial de los Jazz luego de que San Antonio cayera en Los Angeles por ante los revitalizados Clippers. Es que Utah comenzó la jornada con chances de quedar en la sexta posición y, horas después, se aferra al cuarto puesto de la Conferencia Oeste. Todos los resultados jugaron a su favor. El de los Spurs en el Staples Center. El de Oklahoma, su inmediato perseguidor, derrotado por Golden State en casa. Y principalmente el suyo, que se resolvió con una victoria por 117-110 ante Los Angeles Lakers. Los de Donovan Mitchell, Ricky Rubio y Rudy Gobert están a cuatro triunfos de contar con la ventaja de la localía en la primera ronda de Playoffs. Depende de ellos.


EL ODIO COMO ALIMENTO


DZ51nMeXUAA-3HC

Hasta que decida colgar las zapatillas, Kevin Durant será abucheado cada vez que pise el Chesapeake Arena de Oklahoma. Aunque los silbidos y las cargadas en forma de cupcakes no parecen importarle mucho. Al contrario: las usa como combustible. Anoche, KD fue el gran artífice de la victoria de Golden State por 111-107, en la que anotó 34 puntos y bajó diez rebotes. Los fantásticos números de Russell Westbrook (44 puntos, 16 rebotes y 6 asistencias) no alcanzaron, aunque sí acercan al MVP reinante a un récord sin precedentes: si consigue 31 rebotes en los tres partidos que le quedan por jugar al Thunder, se transformará en el primer jugador en la historia de la NBA que promedia un triple-doble durante dos temporadas. Insólito.


EL ESTE TIENE NOMBRE Y APELLIDO


cavs-1522808686

Y es LeBron James, por más que Toronto termine como líder de la Conferencia y Boston ocupe el segundo puesto. E incluso si Philadelphia se queda con la cuarta posición. Mientras Cleveland cuente con el cuatro veces MVP, la balanza se inclinará indefectiblemente hacia su lado. El triunfo de anoche por 112-106 ante los Raptors es otra muestra de su supremacía. James finalizó el encuentro con 27 puntos, diez rebotes y seis asistencias. Pero desde hace tiempo que el Rey está más allá de las estadísticas. No hay nadie en la NBA que sea tan dominante durante un partido como lo es él. Quince temporadas no son nada…


LA RUTINA DE LO EXTRAORDINARIO


James Harden tiene todo a su favor para convertirse en el MVP de esta temporada: Houston posee el mejor récord de la NBA, sus estadísticas son impecables y en cada noche protagoniza, al menos, una jugada maravillosa. En el triunfo frente a Washington por 120-104 acumuló 38 puntos, diez rebotes y nueve asistencias. Un día más en la oficina.

La aparición de Ben Simmons es una de esas bendiciones que recibe el deporte una vez por década. Durante largos pasajes de los partidos, el australiano dictamina todo lo que va a suceder sobre el parqué. Lo ridículo del caso es que lo consigue siendo un novato y sin tiro de larga distancia, el arma más utilizada en el básquet moderno. Anoche, Brooklyn fue muy poco para él y Philadelphia, que ganó por 121-95. Luego de sumar 15 puntos, 12 rebotes y seis asistencias en la onceava victoria en fila de su equipo, Simmons se transformó en el segundo Rookie (Oscar Robertson fue el primero) en la historia de la NBA que acumula 1200 puntos, 600 asistencias y 600 rebotes. Le esperan años de grandeza.


LA MISIÓN DE DENVER


Cory Joseph, Nikola Jokic, Devin Harris

El tiempo corre para los Nuggets y ellos lo saben. Por eso juegan cada partido como si fuera el último. Y si así no lo hicieran, puede que el encuentro del 11 de abril lo sea. Derrotar a Indiana anoche por 107-104 fue otra patada a la puerta de la postemporada. Una vez más, la diferencia entre ganar o perder fue Nikola Jokic. Rara vez se ha visto un pívot más completo que el serbio. Es capaz de manejar el partido como un base, salir al perímetro a tomar tiros contestados y luego dominar la pintura como los internos de la vieja escuela: 30 puntos, siete rebotes y seis asistencias para él anoche.

Tan solo siete milésimas separan a Denver de los Playoffs. Y en los cuatro juegos restantes, deberá enfrentar dos veces a Minnesota. Para alquilar balcones.

HÉROE POR UN DÍA

[dropcap]L[/dropcap]a NCAA es un escenario propenso a cobijar montajes épicos, en los que el equipo menos favorecido define el pleito sobre la bocina y se queda con la gloria. Anoche, el partido definitorio del Final Four borró todas las posibilidades de que ocurriera algo de ese estilo. Villanova, la mejor universidad del torneo, se consagró por segunda vez en tres años al vencer a Michigan por 79-62. Ante 68.000 personas y otros tantos millones prendidos a la TV, el favorito le dio la razón a las casas de apuestas, a los periodistas especializados y a la gran mayoría de los imparciales.

Sin embargo, todo ocurrió bajo las narices de la NCAA. Y, por mucho que lo intenten, nadie puede quitarle el cuaderno al guionista fantasioso que se esconde detrás de este campeonato. Así que, para una velada en la que todo iba a ocurrir según la lógica,  ideó la intromisión de un héroe inesperado. No se fue con los candidatos al Draft de la NBA, ni con los más veteranos del equipo. Ni siquiera eligió a uno de los titulares de Villanova. Buscó en la banca y encontró a un base de tez pálida, cabello colorado y raíces italianas: Donte DiVincenzo.

DZ06VaTWsAYkX6l

Si bien el joven de 21 años (al que le quedan dos temporadas de elegibilidad para la NBA) es la primer pieza de recambio de los Wildcats, su injerencia en el partido superó cualquier historia que pudiera haberse imaginado antes del salto inicial. DiVincenzo entró a la cancha cuando su equipo perdía por seis puntos en la primera mitad del juego. Encestó su primer triple y, desde allí, no paró hasta hundir bien profundo las esperanzas de Michigan. Cada participación suya era una explosión de gritos. De euforia, por parte de quienes apoyaban a los de blanco. De bronca, expulsados por aquellos simpatizantes de los Wolverines. La noche, como no podía ser de otra manera, terminó con él como MOP (Most Outstanding Player) tras anotar 31 puntos (cinco triples), marca récord para un suplente en la historia de la competencia.

DZ1CELKW0AgenOZ

DiVincenzo disfrutará ahora del reconocimiento que supone ser el jugador fundamental del juego clave en la definición de un torneo que registra nueve millones de espectadores de media y mueve más de diez mil millones de dólares en apuestas. Tal vez, la NBA le espera en un futuro cercano. Tal vez no. Nada de eso importa en este momento. El guionista decidió darle el papel principal en la escena más importante de su vida deportiva. Y ser héroe por un día no es trabajo para cualquiera.

 

1/04/18

La temporada regular está llegando a su fin. Y, desde hace un mes, cada jornada puede definir el destino de las franquicias. La de ayer no fue la excepción. Trece partidos, trece historias de básquet.

SAN ANTONIO, ODA A LA VIGENCIA

spurs

Sin Kawhi Leonard por tiempo indefinido, la estrella de San Antonio no es otra que LaMarcus Aldridge.

Hace exactamente veinte días, San Antonio cayó estrepitosamente en Houston y retrocedió hasta la décima posición de la Conferencia Oeste. La posibilidad de que esta temporada fuera el final de aquella racha de veinte clasificaciones consecutivas a Playoffs se presentaba más real que nunca. Ayer, esta vez en el AT&T Center, los Spurs despacharon por 100 a 83 al mismo rival que, diez partidos atrás, los había hundido en la incertidumbre. A falta de menos de dos semanas para el cierre de la campaña, los de Gregg Popovich se aferran al cuarto puesto. Cuestión de oficio.


¿QUIÉN SE QUEDA CON EL PODIO?

NBA: Dallas Mavericks at Cleveland Cavaliers

Triple-doble diecisiete para LeBron James en la temporada. El tiempo no existe para él.

No hay mucho misterio alrededor de los clasificados a Playoffs en la Conferencia Este. Pero, dentro de ese grupo, hay tres equipos que se disputarán el lugar restante en el podio que lidera Toronto y completa Boston. Es que la diferencia entre Cleveland, Indiana y Philadelphia es mínima. Todos festejaron en la jornada de ayer. LeBron James y compañía están un peldaño por encima, pero deberán verle las caras a los del siempre sorprendente Ben Simmons. Mientras tanto, los Pacers intentarán mantenerse en la misión que mantuvieron durante toda la temporada: la de callar a los que no creyeron en ellos. 


EL SALVAJE OESTE

NBA: Oklahoma City Thunder at New Orleans Pelicans

Sí. Russell Westbrook hizo un triple-doble.

Seis equipos, cuatro puestos. El tramo final de esta temporada supondrá una carnicería en el Oeste. Anoche, cuatro de esas franquicias que buscan un boleto a la postemporada se enfrentaron entre sí. Fueron triunfos vitales de Utah y Oklahoma ante Minnesota y New Orleans, respectivamente. Mientras tanto, Denver se llevó una trabajada victoria ante Milwaukee en tiempo suplementario y todavía sueña con entrar a los Playoffs tras cinco años de espera. Para Los Angeles Clippers, el tren está cada vez más lejos: cayó ante Indiana y se ubica en el décimo escalón de la tabla.


EL RITMO ES LA CLAVE

Girls Hockey

El campeón defensor se aseguró el segundo puesto en el Oeste.

Golden State y Portland ya tienen un lugar asegurado en la lucha por el título. Sin posibilidades de conseguir mejores posiciones que las actuales, su principal objetivo es continuar por la senda de la victoria para encarar los Playoffs sin fisuras. Y pese a que la concentración puede alterarse cuando el objetivo ya está cumplido, ayer no tuvieron oposición alguna. Phoenix y Memphis, los dos peores equipos de la temporada, sucumbieron ante el segundo y el tercero de la Conferencia, respectivamente. Candidatos y enamorados del Draft, todos contentos.


POR EL HONOR

416-88792-original.jpeg

Lauri Markkanen, el futuro de Chicago.

Detroit venció por 108-96 a Brooklyn y aún se aferra a las chances matemáticas: deberá ganar todo lo que le queda y esperar que una catástrofe se desate en Milwaukee o Miami. El choque entre Orlando y Atlanta, las franquicias con menos triunfos en el Este, terminó en victoria para los Hawks por 94-88. En la otra costa, Sacramento derrotó por 84-83 a Los Angeles Lakers. Sin embargo, la sorpresa de la fecha tuvo lugar en el United Center. Chicago se aprovechó de la ausencia de John Wall y le ganó a Washington por 113-94. Los Playoffs están a la vuelta de la esquina y, de mantenerse estas posiciones, los Wizards debutarán en Ohio y con LeBron de anfitrión. No es momento de dormirse en los laureles.