EL PRIMER MAGIC VS LARRY

La NBA los convirtió en una de las rivalidades más emblemáticas en la historia del deporte: Magic Johnson y Larry Bird. Larry y Magic. Detrás de ellos -y sin que ninguno de los dos lo quisiera- se encolumnaron quienes defendían lo contrario a lo que el otro representaba: Oeste contra Este, básquet callejero contra el de fundamentos, estética contra eficiencia y, en cierto punto, negro contra blanco. Alejados de todas las miserias por las que las masas elegían a uno u otro, ellos marcaron una época enfrentándose en la cancha y siendo amigos fuera de ella. Pero, aunque la NBA disfrutó de esos choques como de ningún otro, todo comenzó antes de que fueran profesionales. Fue en la final de la NCAA de 1979 entre Michigan State e Indiana State, dos modestas universidades lideradas por estos genios del juego.

GRANDES LEYENDAS, MEJORES AMIGOS

7 de noviembre de 1991. Magic Johnson sacude al mundo con la noticia de que es portador de VIH y no volverá a jugar profesionalmente. Eran años en los que la enfermedad aún no se conocía con precisión, y muchos de los Magic creía sus amigos más cercanos se alejaron. Sin embargo, fue alguien con el que rivalizó durante toda su carrera quien se mantuvo ahí, firme ante las adversidades. Larry Bird, la leyenda del otro lado de la vereda. Ese tipo arisco con el que tantas veces luchó dentro de una cancha, conocido más por sus silencios que por sus demostraciones afectivas, le reveló a Magic una enseñanza sagrada: la amistad está por encima de todo. Y brilla aún más fuerte en los peores momentos.

UN SUEÑO COMPARTIDO

Quienes los conocen aseguran que, dentro de una cancha, cuentan con una ventaja que los separa de los demás. Un sexto sentido, ese que normalmente se les atribuye a los gemelos. Exista o no, hay algo que está claro: las historias de Markieff y Marcus, los hermanos Morris, no se pueden contar por separado.

 

THE HUMAN HIGHLIGHT

Plástico, potente, atlético, talentoso. Dominique Wilkins fue, como jugador de básquet, todo lo que alguien que sueña con serlo puede pedir. Era al que todos miraban cuando buscaban una jugada sobresaliente, esa que jamás habían visto. Y esta es su historia.

 

LOS DIEZ MOMENTOS DE LARRY

La historia habla. Y, por más que pasen los años, jamás dejará de contar una verdad ineludible: que Larry Bird ha sido uno de los mejores y más inteligentes jugadores de básquet de todos los tiempos. En CROSSOVER, decidimos ordenar cronológicamente sus diez mejores momentos.

CORAZÓN ABIERTO

Jeff Green se consideraba un jugador sano en la élite del deporte mundial. Un día, le comunicaron que debía realizarse una operación a corazón abierto y que no había certezas sobre su vuelta a las canchas. De pronto, se encontró inmerso en el peor momento de su vida. Te lo contamos.

EL MATEMÁTICO

Rajon Rondo puede ser criticado por sus actitudes, pero hay algo que nadie puede negar: dentro de la cancha, es uno de los jugadores más inteligentes de la NBA. Y esa característica lo acompaña desde aquellos años en los que era apenas un niño con el sueño de ser una estrella. Esta es su historia.

CONTRA LAS APUESTAS

En la actualidad, la NBA es una liga en la que predominan los jugadores afroamericanos. Sin embargo, sus inicios fueron muy distintos. Los blancos dominaban la escena, el racismo estaba más vivo que nunca y los atletas negros eran fuertemente discriminados. Don Barksdale fue uno de los pioneros que derribó los prejuicios y sentó las bases de lo que hoy vemos. Esta es su historia.

 

AQUEL BIG THREE

En tiempos en los que Los Angeles Lakers y Boston Celtics volvían a ocupar el lugar que la historia les había dado, estos últimos contaban con un trío de jugadores que estaban listos para destrozar al rival de turno. No importaba quién fuera, ellos jugaban de la misma forma. Y, normalmente, eran superiores a la mayor parte del resto. Robert Parish, leyenda de la NBA y el hombre con más partidos jugados en la historia de la liga, recuerda aquellos años compartidos con Larry Bird y Kevin McHale.

LOS DIEZ MOMENTOS DE SHAQ

Muy pocos jugadores en la historia de la NBA han sido tan dominantes como Shaquille O’Neal. Contar con él, uno de los «grandotes» más imponentes de todos los tiempos, era sinónimo de éxito. Y, en el libro de su carrera, esa palabra está escrita por todos lados. Por eso, en CROSSOVER decidimos destacar sus diez mejores momentos.

PADRES DEPORTIVOS

Según las duras estadísticas, sólo una ínfima cantidad de chicos y chicas que comienzan a jugar un deporte llegarán a ser profesionales. Sin embargo, la gran mayoría de aquellos que deciden participar de una actividad deportiva lo hacen para mantener su mente enfocada y lejos de los problemas. Los entrenadores cumplen una función crucial en muchas de esas vidas: contienen, educan, guían y sirven como faro. Paul Pierce, leyenda de la NBA que alguna vez fue uno de esos niños, demuestra la importancia de los mentores a través de su ejemplo.

SANGRE CELTA

Ya sea como jugador, como entrenador o como embajador del básquet, Tom Heinsohn ha representado mejor que nadie a una organización legendaria como los Boston Celtics: participó de ocho campeonatos durante la época dorada de la franquicia. Lo hizo sobre el parqué. Luego, se sentó en el banquillo para conseguir otros dos campeonatos como coach. Cerró su carrera profesional en 1978, tras completar uno de los caminos más exitosos en la historia de la NBA.

EL GURÚ

En 1960, Tom «Satch» Sanders llegó a la NBA como jugador. Casi sesenta años después, podemos decir que el ocho veces campeón de la liga fue mucho más que eso. A su exitosa carrera como miembro de los Boston Celtics, le agregó años de entrenador y una trayectoria invaluable capacitando a aquellos jóvenes que, como él, llegaban al Olimpo del básquet sin mucha idea de lo que eso significaba.

DETRÁS DE LA CORTINA

«Dino fue un ganador desde el primer día hasta el último partido», sentencia Toni Kukoc. Y la carrera de Radja, uno de los mejores jugadores europeos de la historia, respalda su palabra. Miembro fundamental de aquella asombrosa Yugoslavia, Dino se convirtió en un ejemplo para los niños que soñaban con picar una pelota. En 1993 llegó a Boston Celtics, para demostrar que su talento no respetaba fronteras. La inducción al Hall of Fame es una prueba de todo lo que Radja hizo por el básquet y de lo necesario que es conocer su historia.

¿Te gusta lo que hacemos en CROSSOVER? ¡Sumate! Elegí uno de los cuatro niveles de suscripción y disfrutá de contenido exclusivo todos los meses. Encontrá toda la información acá.

EL ARQUITECTO

Si Boston Celtics es la franquicia más ganadora en la historia de la NBA es, en gran parte, por Red Auerbach. Desde que llegó a los orgullosos verdes hasta que se fue en 2006, las vitrinas del Garden pasaron de estar vacías a contar con dieciséis títulos. Tras su muerte, los Celtics lograron ganar apenas un campeonato más. Ya sea como entrenador, como GM o como presidente, Auerbach se las ingenió para encaminar a Boston hacia el triunfo. Su historia, tan extensa como interesante, explica una época de la NBA en la que nadie que pisara un estadio era más astuto que Red.

¡Ayudanos a crecer! Suscribite a nuestro canal de YouTube.

SABER GANAR, SABER PERDER

Brad Stevens es uno de los mejores entrenadores de la NBA. Bajo su mandato, Boston se ha transformado en uno de los equipos más duros para el rival, capaz de encontrar la forma de prevalecer ante las adversidades que se presentan. Podemos decir todo a pesar de que los Celtics ni siquiera han alcanzado unas NBA Finals con él en el banquillo. Y precisamente de eso se trata esta charla: Stevens desnuda el exitismo existente alrededor de los deportes de alta competencia. Una verdadera clase de valores.

Tu aporte nos ayuda a crecer. ¡Sumate!

LOS DIEZ MOMENTOS DE MAGIC

No hace falta enumerar trofeos para saber que Magic Johnson es uno de los jugadores más laureados en la historia de este deporte. Una carrera como la suya está llena de momentos épicos. Por eso, en CROSSOVER decidimos elegir los diez mejores y ordenarlos cronológicamente.

 

¿Querés más vídeos como este? ¡Suscribite a nuestro canal de YouTube!

UN NOMBRE, UN DESTINO

Desde que fue elegido en la última posición de la segunda ronda del Draft 2011, Isaiah Thomas no ha hecho más que crecer. No en altura, claro, sino en sus capacidades para convertirse en una estrella de este juego y en uno de los mejores «bajitos» en la historia de la NBA. Pero, ¿por qué su nombre se asemeja tanto al de Isiah Thomas, el base multicampeón con los Bad Boys de Detroit? Descubrilo.

EL DIOS GRIEGO

Nik Galis era un tipo aparentemente ordinario que, sobre el parqué, se transformaba en un guerrero. Nacido en Estados unidos, pero de padres griegos, su talento bien pudo recalar en la NBA: Boston lo seleccionó en el Draft de 1979. Sin embargo, una lesión en el campamento de entrenamiento lo acercó a sus orígenes. Y allí, en Grecia, se transformó en un héroe nacional. Esta es la historia del Dios griego del básquet.

EL HOMBRE ACERO

Marcus Smart es uno de los jugadores más dinámicos de la NBA. Su juego, tan voluntarioso y necesario, lo han descubierto como una pieza vital en el funcionamiento de los Boston Celtics de Brad Stevens. Sin embargo, hubo un tiempo en el que toda esa energía estaba destinada en la dirección contraria, y Smart era conocido como un joven problemático. Muchos conflictos familiares y poco tiempo para pensar en el básquet. Peleas callejeras, problemas de conducta y el odio como una constante en su vida. Todo cambió una tarde en la que la muerte casi lo atrapa antes de tiempo. Esta es la historia del Hombre Acero.

DONDE NACEN LAS LEYENDAS

Las definiciones son aquellas instancias en las que prevalecen esos jugadores que nacen para triunfar: tiros decisivos, remontadas históricas y físicos exigidos al máximo. Desde Magic Johnson y Michael Jordan hasta Ray Allen y Paul Pierce, en CROSSOVER les traemos las más grandes jugadas en la historia de las NBA Finals. Que lo disfruten.

TALENTO LATINO

Antes de consolidarse como una pieza fundamental en el funcionamiento de los Boston Celtics de Brad Stevens, Al Horford realizó una carrera sumamente exitosa. El hijo de Tito, primer dominicano en jugar en la NBA, se aseguró un lugar en la mejor liga del mundo luego de conseguir dos títulos consecutivos de la NCAA con la Universidad de Florida. Llegó a Atlanta en el Draft de 2007, ceremonia en la que fue elegido con la tercera selección. Como jugador de los Hawks, participó del All-Star en cuatro ocasiones y su capacidad de liderazgo fue aumentando progresivamente.

Hoy, el ala-pívot dominicano cumple 32 años y en CROSSOVER lo recordamos con una entrevista realizada por la NBA en la que Horford habla de sus inicios en el deporte, de las dificultades que presenta el básquet estadounidense y de sus sueños cumplidos.

SIN LUGAR PARA LOS DÉBILES

Kevin Garnett ha construido una carrera digna del Hall of Fame basándose en un simple principio: dejar todo en la cancha para ganar. Y ganar, para Garnett, era derrotar al rival tanto mental como físicamente. Minimizarlo al punto de que sólo viera sus debilidades. Esa manera de jugar, tan intensa, le valió múltiples reconocimientos en la NBA: un MVP de la temporada regular en 2004 y otro del All-Star Game en 2003, un premio al Mejor Defensor del Año en 2008 y un campeonato, conseguido el mismo año con Boston Celtics. Sin embargo, también le costó incontables críticas de quienes tildaban de irrespetuosa su forma de ser dentro de las canchas. Pero a Garnett jamás le importó. Mantuvo esa intensidad durante las 22 campañas que disputó. Y eso lo convirtió en uno de los mejores jugadores en la historia de una liga en la que, según KG, no hay lugar para los débiles.

 

NACIDO PARA TRIUNFAR

Aunque sólo tiene 26 años, Kyrie Irving ha acumulado logros que lo convierten en una de las principales estrellas de la NBA: fue elegido en la primera posición del Draft 2011, consiguió el Rookie del Año, participó en cinco ocasiones del All-Star Game siendo MVP en una de ellas y alcanzó la gloria con Cleveland al derrotar en las NBA Finals a Golden State con un tiro ganador suyo en el séptimo partido de la serie. Partió hacia Boston en busca de más títulos, fiel al consejo que cierta vez le dio su padre y que marca cada uno de sus pasos: «Mantente hambriento.»

CUANDO NACIÓ LA AMISTAD

La rivalidad entre Larry Bird y Magic Johnson comenzó mucho antes de aquel famoso partido definitorio del Final Four NCAA entre Indiana y Michigan State. Sin saberlo, ambos veían a la distancia las proezas del otro y lo utilizaban como combustible para superarse. Esa competencia se trasladó a la NBA, transformándose en la más importante de la historia de la liga. Pero la otra parte de la novela, la que los descubrió como amigos, empezó en 1985. Converse buscaba generar un impacto pocas veces visto en un comercial de zapatillas, por lo que contrató a las dos máximas estrellas del deporte de los aros. Y entonces Bird y Magic se vieron forzados a relacionarse más allá de una cancha. Jamás pensaron que ese sería el inicio de una amistad que se mantuvo fuerte durante los momentos más duros y que aún perdura.

JAYSON TATUM

Desde que pisó la NBA, Jayson Tatum se ha encargado de borrar definitivamente los márgenes del término «novato». Es que el joven de Boston Celtics transita su primer año en la mejor liga del mundo como si fuera el veterano más experimentado: su nivel se eleva en los partidos más complejos, es parte fundamental de un equipo con aspiraciones al título y no le huye en ningún momento a esas responsabilidades.

Pero… ¿de dónde salió la nueva estrella de la franquicia más ganadora? ¿Cuál es su pasado? Descubrilo, en otra edición de Historias del Futuro.

LA NOCHE MÁS OSCURA

En el deporte y en casi todo, hay quienes nacen para triunfar. Eligen un camino y las cosas se resuelven como si estuvieran escritas. En realidad, son el talento y la voluntad los que actúan como facilitadores. El protagonista de esta historia reunía cada una de esas condiciones. Había nacido con un don para el básquet, y todos en su entorno sabían que su destino era la NBA. Apasionado por el juego, él acompañaba sus atributos con una disposición ejemplar. Pero hay veces en las que la vida cambia el rumbo de sus planes de manera repentina. Y, casi sin que nadie se dé cuenta, es capaz de apagar de un golpe hasta a la estrella más brillante.

Esta es la historia de Len Bias, una de las más trágicas de este deporte.

EL ÚLTIMO ÍDOLO

Muchos no lo saben, pero Paul Pierce nació y creció en Los Angeles. En la adolescencia, moldeó su juego al observar a Magic Johnson. Estuvo perdidamente enamorado del Showtime. Pero la vida y la NBA tienen su propio libreto. Y aquel muchacho californiano de gran talento recaló en el equipo de la vereda de enfrente en 1998.

Veinte años después, Pierce se retiró con un campeonato, un MVP Finals y su nombre grabado en un pasillo del TD Garden. Aunque logró algo aún más grande: se convirtió en el último ídolo de la franquicia más ganadora de la historia. Nada mal para un muchacho de la Costa Oeste…

 

DE LLENO AL VACÍO

Estadísticas abultadas, contratos estratosféricos y miles de millones de dólares girando alrededor de treinta franquicias y sus jugadores. En la actualidad, esos son los excesos que rodean al mundo básquet estadounidense. Pero, cuarenta años atrás, escándalos relacionados con las drogas, el juego, las peleas y el racismo llevaron a la ruina a la ABA, la liga madre del show moderno.

Existió un hombre que resume esa época mejor que nadie. Uno de los talentos más desperdiciados en el deporte. Su vida, como su apodo, no son otra cosa que malas noticias. Marvin Barnes, el protagonista de la segunda edición de Historias de Básquet.

Los extractos de entrevista a Marvin Barnes pertenecen al documental de ESPN «Free Spirits»