WONDER WOMAN

Existen muy pocas personalidades que representan casi tanto como una institución. Lisa Leslie, pionera del desarrollo del básquet femenino, es una de ellas. Su carrera representa todo el trabajo que las mujeres hicieron -y siguen haciendo- para derribar las barreras del menosprecio y llegar a la élite del deporte. Conocé su historia.

 

 

 

THE FORCE

Para Katie Smith, el juego siempre fue igual. Sin importar la liga o el contexto, ella iba a demostrar por qué es la máxima anotadora en la historia del básquet femenino. Pero su carrera no sólo se basó en estadísticas, sino también en sentar las bases de lo que significaba la dedicación y el trabajo duro.

CORNERSTONE

Dentro de una disciplina muchas veces menospreciada como el básquet femenino, Rebecca Lobo hizo lo posible para que sus logros individuales sirvieran como un trampolín hacia el reconocimiento colectivo. Ya sea en la universidad, con el Team USA o como parte de la WNBA, Lobbo se encargó de que las miradas apuntaran hacia donde ella estaba. Esta es su historia.

SOY MUJER, SOY NEGRA

El racismo y el machismo están en todos lados. Se pueden ver en las calles, en las oficinas y, quizás aún más exacerbado en ciertos momentos, también los podemos en los deportes. Dawn Staley, entrenadora del programa de básquet femenino en la Universidad de South Carolina, ha tenido que sobreponerse durante toda su vida a los prejuicios y el menosprecio que en muchos casos se le tiene a una mujer negra con intenciones de triunfar. Y, a pesar de todo eso, ella lo hizo: su éxito no se puede explicar sólo con reconocimientos deportivos. Al menos la parte más importante, la que impacta en muchas otras vidas, no tiene forma de trofeo o de medalla. Sin embargo, se evidencia cada vez que alguien elige dar un paso al frente y pisar el terreno que nunca le quisieron conceder.

MUJERES AL MANDO

A lo largo de sus carreras, pocos deportistas han sido tan exitosos como Sue Bird. Y es que esta leyenda del básquet lo ha ganado todo y en todos los ámbitos posibles: universidad, WNBA, Euroliga, Mundiales y Juegos Olímpicos. Sin embargo, detrás de esa consagrada estrella que todavía se mantiene en la élite se encuentra una mujer de 38 años con una meta muy clara: ser el ejemplo de millones de niñas a las que les hicieron creer que no eran capaces de cumplir sus sueños.

EXCEPCIONAL

Su nombre comenzó a definirla mucho antes de llegar a la WNBA. Pero, como uno es lo que hace, Swin Cash no se quedó quieta nunca: dos veces campeona de la NCAA, tres de la WNBA, cuatro participaciones en el All-Star Game y dos de ellas alzando el MVP. Esta es la historia de una de las principales leyendas del básquet femenino.

EL ARTE DE GANAR

sPor casi cuarenta años, Muffett McGraw ha enseñado con el ejemplo cómo se maneja un grupo para conseguir un objetivo. Y, en su carrera, los únicos dos objetivos siempre fueron ganar y cambiar la vida de sus dirigidas. Así, sumó 24 apariciones en el torneo nacional de la NCAA, quince viajes al Sweet 16, siete al Final Four, un título nacional y muchas jugadoras que entienden sus años con ella como un antes y un después en su carrera.

SANGRE NARANJA

La primera elección del primer Draft de la WNBA. La pieza fundamental de la primera dinastía de la liga. La segunda máxima anotadora en la historia. La única jugadora en ser All-Star durante tres décadas distintas. Tina Thompson forjó una carrera que muy pocas veces se ha visto en el mundo de los deportes. Y, en este vídeo, recorremos su historia.

DERRIBANDO FRONTERAS

Lo de quebrar prejuicios ya es cotidiano para Becky Hammon. Por eso, no es sorpresa que San Antonio Spurs haya elegido ubicarla en el banquillo del entrenador Gregg Popovich como una de sus asistentes principales. La exjugadora de la WNBA irrumpió en una liga dominada por los hombres y, a base de esfuerzo y mucho conocimiento, demostró que cada paso suyo tiene la fuerza suficiente como para derribar una barrera. Son muchas, pero Hammon, lejos de pretender esquivarlas, las embiste con la solvencia de quien se sabe capaz: en la NBA fue la primera asistente, la primera en dirigir un partido (lo hizo en la Summer League) y la primera considerada para dirigir una franquicia. Y aunque Milwaukee, el equipo interesado, finalmente se decidió por Mike Budenholzer, cada vez falta menos para que esta pionera se transforme en la primera mujer en ocupar el cargo.