BÁSQUET DE ASFALTO

En tiempos en los que ganarse el respeto de los demás significaba deslumbrar en playgrounds de los suburbios, Jamal Crawford creó su reputación de mago con una pelota en las manos. Según dice él y corroboran quienes pudieron verlo, los movimientos que tanto lo hicieron -y hacen- destacar en la NBA no son ni la mitad de los que hacía cuando el escenario era el asfalto.

 

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: