DE PADRE A HIJO

Las historias de padres e hijos que han sido estrellas en el mismo deporte muchas veces se ensucian con comparaciones innecesarias. Pero los Curry le escapan a eso. Tanto Dell, el padre, como Steph, el hijo, han podido mantener una conexión que deja de lado cualquier reconocimiento, récord o campeonato. Uno ha aprendido todo del otro y lo ha llevado a la excelencia. Ese otro disfruta de los logros de su hijo como si fueran propios. Y en cierto punto lo son, porque, según el dos veces MVP, su padre ha sido la causa del amor que él tiene por el juego. La pasión, el inicio de todo. Eso que ellos dos comparten mejor que nadie. De padre a hijo.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: