ROLLERCOASTER

A veces, aquellos que parecen estar destinados a dominar una época se chocan contra la fragilidad de sus cuerpos. Y eso le sucedió a Grant Hill, uno de los jugadores más completos que haya visto la NBA. Las lesiones, que atacaron a sus tobillos durante toda su carrera, no le permitieron mantenerse al máximo de sus capacidades. A pesar de todo, fue merecidamente inducido al Hall of Fame en este año. Y eso da una clara perspectiva de su magnitud.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: