EL LOGO

Hacer historia va mucho más allá de ganar o perder. Es una cuestión de principios, de impacto en la memoria del otro. Jerry West perdió ocho de las nueve NBA Finals que disputó, pero pocos transformaron el juego como él lo hizo en su época. Su legado está tan presente en el logo de la NBA, hecho en base a su figura, como en el estilo de muchas de las superestrellas que hoy deslumbran en la liga. Y West no sólo dignificó al deporte en su práctica, sino también en sus valores y en su concepción lúdica. Porque, como cierta vez dijo: “No hay un partido que haya jugado en el que no me haya divertido. Eso era lo importante para mí.” 

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: