EL MVP IMPROBABLE

Steve Nash completó una carrera impresionante en la NBA. Durante las diecinueve temporadas que disputó, consiguió innumerables logros individuales: participó ocho veces del All-Star, fue parte del Mejor Quinteto del Año en tres ocasiones y levantó el trofeo del MVP en dos oportunidades consecutivas. Además, su juego moldeó a una generación entera de jóvenes estrellas que crecieron con Nash deslumbrando en TV.

Esta historia está escrita. Pero, apenas unos años antes de que fuera elegido en el Draft de 1996, ni al mayor de los optimistas se le ocurriría creer que aquel canadiense que ocupaba más tiempo en el fútbol que en el básquet sería capaz de protagonizarla. Steve Nash, contra todos los pronósticos.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: