EL NOMBRE DE LA LEY

Normalmente, las aclamaciones de una tribuna están destinadas a jugadores estrellas o entrenadores consagrados. Sin embargo, cuando Dick Bavetta salía a una cancha, todos estaban de acuerdo con que su presencia enaltecería al juego. Como árbitro de la NBA, participó de 2635 juegos, cifra récord en la historia de la liga. Su ética de trabajo y el respeto que inspiraba en los demás lo convirtieron en una verdadera leyenda de este juego, sin la necesidad de anotar una sola canasta.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: