EXCEPCIONAL

Su nombre comenzó a definirla mucho antes de llegar a la WNBA. Pero, como uno es lo que hace, Swin Cash no se quedó quieta nunca: dos veces campeona de la NCAA, tres de la WNBA, cuatro participaciones en el All-Star Game y dos de ellas alzando el MVP. Esta es la historia de una de las principales leyendas del básquet femenino.

Deja un comentario