KAREEM, EL HUMANO

Si alguien quisiera, podría estar hablando horas y horas sobre las hazañas de Kareem Abdul-Jabbar dentro de las canchas. De los miles y miles de puntos que ha anotado en su carrera. De los títulos, los tiros ganadores y los MVP. Sin embargo, es otra faceta suya la que lo ha hecho incluso más grandioso que cualquier logro deportivo: la humana.

Desde que, a finales de 1971, Lew Alcindor decidió convertirse en Kareem Abdul-Jabbar, este jamás le ha corrido la mirada al sufrimiento de la gente. Criado en una época en la que los derechos de los negros eran pisoteados sin oposición, Jabbar entendió que la sociedad estadounidense necesitaba ver la realidad. Hizo que su voz se escuchara, así como también él escuchaba a todo el que luchara por la igualdad. Como figura excluyente del deporte, se encargó de iluminar problemas que muchos querían mantener en la oscuridad. Aun hoy, lejos de aquella juventud fogosa, sigue haciendo de este mundo un lugar más justo cada vez que enfrenta a los miserables y glorifica a quienes siguen su camino.

Su voz, esa que jamás calló ni va a callar, relata la historia de Colin Kaepernick, el jugador de la NFL que puso en riesgo su carrera para hacerle frente a la segregación racial, a los prejuicios de la sociedad y hasta al presidente Donald Trump. El vídeo pertenece a Sports Illustrated, revista que le otorgó al quarterback el premio Mohamed Alí Legacy por su activismo social.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: