LA HISTORIA DETRÁS DEL NÚMERO

Universidad de Texas,  Seattle Supersonics (luego transformado en Oklahoma City Thunder) o Golden State Warriors. No importa por qué equipo pase Kevin Durant, su dorsal siempre será el 35. No es un capricho ni una estrategia de marketing. La historia detrás de ese número se remonta a su infancia, en la que el MVP de las pasadas NBA Finals era un pequeño muchacho, delgado y falto de confianza en sí mismo. El destino lo cruzó con un entrenador llamado Charles Craig. Chuky, como le decían, logró que el joven Durant empezara a creer en su potencial, en su estilo tan peculiar. Le aseguraba que iba a jugar en la NBA, aunque ni el propio KD lo creía posible.

En 2005, Craig fue asesinado de un disparo en la espalda cuando intentaba disolver una pelea callejera. Tenía 35 años. Su pupilo predilecto buscó una manera de apaciguar tanto dolor. Y la encontró en aquel número, la edad en la que dejó este mundo el hombre que le hizo creer en su don.

 

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: