LAS DOS CARAS DE BOOGIE

DeMarcus Cousins es uno de los mejores jugadores de la NBA. Una estrella, un portento físico que parece hecho para triunfar en la liga. Sin embargo, su conducta ha provocado que muchos lo vean más como un problema que como una solución. Luego de irse de Sacramento para hacer dupla con Anthony Davis en New Orleans, Cousins sorprendió a todos al arribar a Golden State, el mejor equipo de la NBA. ¿Podrán los Warriors controlar su comportamiento?

 

¿Te gustan nuestros vídeos? ¡Suscribite a nuestro canal de YouTube! Hacé click acá.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: