PADRES DEPORTIVOS

Según las duras estadísticas, sólo una ínfima cantidad de chicos y chicas que comienzan a jugar un deporte llegarán a ser profesionales. Sin embargo, la gran mayoría de aquellos que deciden participar de una actividad deportiva lo hacen para mantener su mente enfocada y lejos de los problemas. Los entrenadores cumplen una función crucial en muchas de esas vidas: contienen, educan, guían y sirven como faro. Paul Pierce, leyenda de la NBA que alguna vez fue uno de esos niños, demuestra la importancia de los mentores a través de su ejemplo.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: