SANGRE CELTA

Ya sea como jugador, como entrenador o como embajador del básquet, Tom Heinsohn ha representado mejor que nadie a una organización legendaria como los Boston Celtics: participó de ocho campeonatos durante la época dorada de la franquicia. Lo hizo sobre el parqué. Luego, se sentó en el banquillo para conseguir otros dos campeonatos como coach. Cerró su carrera profesional en 1978, tras completar uno de los caminos más exitosos en la historia de la NBA.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: