SOY MUJER, SOY NEGRA

El racismo y el machismo están en todos lados. Se pueden ver en las calles, en las oficinas y, quizás aún más exacerbado en ciertos momentos, también los podemos en los deportes. Dawn Staley, entrenadora del programa de básquet femenino en la Universidad de South Carolina, ha tenido que sobreponerse durante toda su vida a los prejuicios y el menosprecio que en muchos casos se le tiene a una mujer negra con intenciones de triunfar. Y, a pesar de todo eso, ella lo hizo: su éxito no se puede explicar sólo con reconocimientos deportivos. Al menos la parte más importante, la que impacta en muchas otras vidas, no tiene forma de trofeo o de medalla. Sin embargo, se evidencia cada vez que alguien elige dar un paso al frente y pisar el terreno que nunca le quisieron conceder.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: