TALENTO LATINO

Antes de consolidarse como una pieza fundamental en el funcionamiento de los Boston Celtics de Brad Stevens, Al Horford realizó una carrera sumamente exitosa. El hijo de Tito, primer dominicano en jugar en la NBA, se aseguró un lugar en la mejor liga del mundo luego de conseguir dos títulos consecutivos de la NCAA con la Universidad de Florida. Llegó a Atlanta en el Draft de 2007, ceremonia en la que fue elegido con la tercera selección. Como jugador de los Hawks, participó del All-Star en cuatro ocasiones y su capacidad de liderazgo fue aumentando progresivamente.

Hoy, el ala-pívot dominicano cumple 32 años y en CROSSOVER lo recordamos con una entrevista realizada por la NBA en la que Horford habla de sus inicios en el deporte, de las dificultades que presenta el básquet estadounidense y de sus sueños cumplidos.

Escrito por Crossover

Básquet y algo (mucho) más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: